sábado, 25 de diciembre de 2010

Llegó el 25 y otro año más estoy a dos velas

La noche del 24 pasó lo de siempre una cenita con la familia mientras veiamos la televisión y luego salir un poco por ay. En la televisión como siempre estaba el rey en todos los canales (nose como lo hace, es flipante, para salir en todos a la vez). Bueno en fin llegué y me acosté.
Llegó el esperado 25 de diciembre para todos esos niños que esperan anciosos sus regalos en el arbol de navidad, yo ya ni me hacía la ilusión de despertarme, para que!?, pues me levanto a las 12:00 y nada un dia normal en mi casa, miro como el que no quiere la cosa para el arbol de navidad mientras desayuno/almuerzo, y nada que no habia nada. Al salir a la calle todos los niños con sus regalos y preguntando ¿qué te han regalado? una game boy color decia uno ilusionado y me preguntaban ami y yo decia que unas botas (mentira), porque me daba verguenza. Es decir la noche buena y navidad para mi es un día normal y corriente donde no se trabaja y se cena de puta madre, y como no, donde se cantan los absurdos villancicos que no tienen sentidos como por ejemplo Hacia Belén va una burra, rin rin Esto tiene que ser un teléfono móvil Es que las burras estaban muy adelantadas Y atención ahora: Yo me remendaba, yo me remendé, yo me eché un remiendo, yo me lo quité ¿Yo me eché un remiendo, yo me lo quité? ¡Ésta es Pamela Anderson! ¡La que se puso las tetas y luego se las quitó!. En fin una navidad como un dia cualquiera

0 comentarios: