lunes, 24 de marzo de 2014

Vuelo 370 de Malaysia Airlines

El pasado sábado día 8 de Marzo desaparece el avión de matrícula 9M-MRO, se trataba de un Boeing 777 de la serie 200ER,  cubría la ruta MH370 que unía el aeropuerto de Kuala Lumpur International y el de Pekín (Salida prevista a las 00:35 pero retrasada a las 00:41). El avión sale con normalidad, en su interior 227 pasajeros más 12 de tripulación suma a unos 239 ocupantes que se dirigía rumbo a su destino con una hora programada de aterrizaje en el aeropuerto de Pekín a las 06:30h pero razones muy pero que muy raras el avión desaparece de los radares y de todos lados cuando llevaban unos 40 minutos en el aire 6°55′15″N 103°34′43″E.
Como es obvio en el mundo que vivimos hiperconectados y después del atentado del 11-S los aviones disponen de varios sistemas de comunicación. Amante de la aeronáutica desde muy pequeño dispongo de algunos conocimientos adquiridos por mis suscripciones a las revistas de aeronáutica y por lo cual voy a exponer desde mi novatez. El primer sistema de localización es el radar, este localiza un objeto pero claro solo indica una cosa pero no se sabe si se trata de un barco o un avión (inmediatamente, ya que cuando ves que está traspasando un continente o la velocidad descartas el barco), es como un sistema a ciegas, como si llevaras unas gafas con aumento de cojones  que solo vez una mancha y no sabes que carajos es, pues eso más o menos es. Otro sistema de contacto con el aparato es mediante la radio (HF alta frecuencia) con la que el piloto se comunica por voz a tierra o a otros aviones.
Otro sistema de localización mucho más sofisticado es el que se le denomina vulgarmente radar secundario (o squawk) donde como su propio nombre indica es un radar como el otro pero este se le añade al despegar un número asignado por un controlador aéreo y así se puede identificar el vuelo en el aire, este sistema comunica el avión, con un satélite y a la vez con tierra. Este sistema localiza el vuelo, la altura, los nudos, el color de la ropa interior de la tripulación femenina, rumbo.
El 9M-MRO desapareció de los radares secundarios a la 1:30 cerca de la costa de Kota Kinabalu cuando se sabía que hasta ese mismo momento volaba a 35.000 pies. Cuarenta y cinco minutos más tarde un radar militar localizó un objeto a 29.500 pies a cientos de kilómetros donde había desaparecido la última vez de los radares secundarios. Como es obvio no se puede confirmar con ese tipo de radar que fuese el MH370.
Si el avión cayese o sufriera un accidente las cajas negras mandan hasta 30 días mensajes con notificaciones de la posición donde se encuentra, en el caso del MH370 no ha enviado nada o eso dice Malaysia Airlines.
Los aviones también disponen de GPS pero este solo determina su posición y solo los equipados con una antena pueden compartir esa información que este aparato no tenía y por último también mediante ACARS (Aircraft Communications Addressing and Reporting System) que transmite vía radio o por satélite mensajes cortos que incluyen datos sobre los sistemas del avión. Según las autoridades malasias dejó de emitir 23 minutos antes de desaparecer.
Por lo cual dicho esto el que desaparezca un avión es más raro que España gane Eurovisión (bueno, no sé yo). Para hacer un avión invisible a todos los radares tienes que ser un puto amo. Desconectar toda fuente de comunicación sin dejarte ninguna, hasta la famosa caja negra que registra la actividad de los instrumentos y las conversaciones en la cabina que su función precisamente es almacenar datos que, en caso de un accidente, permitan analizar lo ocurrido en los momentos previos, pues hasta esta que se denomina caja indestructible fue manipulada, o eso parece.
Nada más desaparecer nace el rumor de que el avión de Malasia ha sido secuestrado por dos varones que accedieron al vuelo con pasaporte falso, se analiza a esos individuos y se descarta que sean terrorista ya que básicamente huían del país en busca de un futuro mejor o eso indica los familiares.
Se empieza a analizar la vida personal del comandante con un porrón de horas de vuelo y se accede a su casa donde el cabrón tenía un simulador de vuelo. Sospechosamente los datos guardados habían sido borrados un mes antes de la desaparición del MH370. Se llama al FBI para que intente recuperar la información borrada para así saber si tenía algún plan o alguna practica de aterrizaje en algún aeropuerto.
Como es obvio alguien que desactiva todo el sistema de un avión tiene que ser un experto por lo cual también se rastrea la información y datos de la tripulación a bordo.
Empezó la búsqueda del vuelo con la colaboración de una veintena de países, se rastrea por mar posible restos del Boeing en un radio de más o menos lo que había durado hipotéticamente su gasolina. Estos rastreos fueron en vano y justo una semana después de su desaparición se unen a la búsqueda vía satélite, donde pudimos ver que muchísimos países utilizaron el googlemaps para compartir lo que para ellos eran restos del fuselaje y como ejemplo nos enviaban una puta mierda de imagen que con el Paint que nos indicaba los metros y donde estaba lo que se creía que era el avión ya que no se veía una puta mierda. A día de hoy sigue sin reconocerse los restos.
Pero lo que es flipante es que en pleno siglo XXI y con más de 152 chinos (a la cabeza en tecnología) a bordo del avión nadie se pudiera comunicar con tierra, ni una llamada, ni la última vez en línea del WhatsApp, nada. Después de que ocurriera el 11-S se instauró una serie de reglas como la altura de un avión que no puede sobrepasarse de unos ciertos números de pies para que así un avión pueda tener un mínimo de cobertura para contactar con tierra e enviar algún dato. Según he podido leer el avión levanto la altura muchísimo en las zonas donde había cobertura y bajado bastante en las que no, para que así fuera imposible comunicarse con nadie.
Mi hipótesis es que el avión con ocho horas más de gasolina que las que necesitaba está en un aeropuerto clandestino en la costa oeste africana con todos los pasajeros maniatados y riéndose el comandante de la seguridad aérea mundial, que pueda desaparecer un enorme bicho 777 es la ostia, que desaparezca un ATR bueno, pero un Boeing es flipante. En fin esperemos que haya sobretodo supervivientes en la tragedia y que quede como un guion para una posible película.
Al cerrar esta columna parece que ha llegado información nueva que se ha comunicado a los familiares y es que el 9M-MRO ha sido encontrado cerca de Australia por un radar británico que identifica un objeto cilíndrico de color gris y otro de color naranja, sin haber compartido ninguna fotografía el gobierno malayo informa de que el vuelo voló hasta quedarse sin gasolina en el Indico por lo cual dando la vuelta donde se perdió el rastro. Ya en pocas horas tendremos más noticias, una pena que mi hipótesis no fuese verdad porque estaría muy chula y no habría muertos. En fin pues mi más sentido pésame a las familias y con lo que he escrito no he querido ofender a nadie.

0 comentarios: