domingo, 15 de noviembre de 2015

Partidito en Madrid

Otro viajecito que me acabo de pegar hace apenas dos semanitas para desconectar del curro (siempre pongo la misma excusa). Un viajecito a Madrid de unos cuatro días de duración gracias a los precios económicos de las compañías lowcost de vuelos y a la hospitalidad de un amigo en dejarme parte de su cama en ese pisito de poco más de ocho metros cuadrado, pero era gratis, así que de puta madre.
Uno de los propósitos del viaje aparte del de desconectar era intentar poder ir a ver el Real Madrid – UD Las Palmas ya que era la primera vez de la era moderna que el equipo amarillo estaba en la máxima categoría y pensaba que era una buena oportunidad para ir a ver al pio pio enfrentarse al gran Real Madrid, pero claro no teníamos entradas y la verdad que no pintaba muy bien ese tema.
Llegaba tarde al aeropuerto de Barajas, bueno y al de salida. Allí me esperaban dos colegas con los que iba a pasar esos pocos días en Madrid, no se llevaban muy bien la verdad y fui un hijo puta en decirle que viniesen los dos a por mí. Fue una situación un poco complicada e incómoda no solo para mí sino para ellos que estuvieron el trayecto y la cena sin hablar ni mirarse la cara. La cena como era habitual en Madrid siempre tenía que ser comida basura y esta vez no podía ser menos y una pizza de 3,95€ me esperaba. Era ya tarde y decidimos ir cada uno a su casa (yo a la del colega que me dejó quedarme) e intentar sobarla para mañana hacer algo (no teníamos previsto nada). Dormíamos los dos en un sofá de cama de muelles que tenía mala pinta, y para colmo yo que la verdad no soporto mucho el fumeteo por mis fosas nasales desviadas el colega se echó una trompeta y encima todo cerrado! Por poco me muero, no podía respirar y encima estaba yo también medio colocado.
Dormí hasta las 03:00am, a partir de esa hora pasé la noche despierto por culpa del sofá pequeño e incómodo y que el colega se echaba arriba mía.
Amanecía el primer día de Madrid, y menos mal que lo hacía porque estaba deseando que fuese las 7:00 para que el compañero fuera a clase y así yo poder dormir algo hasta las 11:00am. Afortunadamente así fue. Duchita y para el súper a pillar algo para desayunar y comer estos días.
Seguíamos sin entradas para el encuentro y tocaba ir a buscar al señor Poseidón a la estación de buses que también se unía a la fiesta. El chino nos preparó la comida que estaba de puta madre, una PlayStation para recordar ese maravilloso verano que nos pegamos delante del televisor (pronto subiré un post veraniego) y rumbo para el Santiago Bernabéu a pie para preguntar el tema de las entradas.
Complicada fue la cosa pues no encontrábamos localidades por menos de 80€. Jodidos pasamos por la tienda del real Madrid y luego pasamos la noche en la Gran Via y en Sol visitando la fnac, la tienda de Apple mientras hacíamos algo de tiempo hasta que llegara el e ir cenar juntos.
Cenita con los colegas en un burguer y rumbo a casa deseando pasar una mejor noche que la anterior, pero antes recibía una llamada donde un colega de clase de hace años y que también estaba por Madrid nos había conseguido dos entradas por 40€ cada una y deee puuuta maaadreee!!! En cuanto a la noche esta vez puse unos cojines entre el colega y yo y la verdad que fue una noche mejor que la de ayer.
El tercer día comenzó tarde ya que me quedé frito hasta las 11:00 también! Hoy teníamos el plan de ir temprano al parque del retiro a dar un paseo y hacer algo de ejercicio (esto último no se cumplió como era de esperar). Llegamos un poco tarde como era habitual y no hicimos mas que caminar durante un par de horas. Comer algo en el ya entrañable McDonald y tirar para casa a descansar algo para que por la tarde noche saliésemos un poco juerga!!
La tarde no empezaba muy bien, pues me tocaba ir solo en el metro de Madrid hasta la casa de unos de los colegas y siempre, mi sentido de la orientación ha sido como el culo. Me perdí.
Pero me fueron a buscar y de puta madre!! Una partidita a la play mientras se preparaban los colegas y tiramos para el primer bar de la noche donde unas cervecitas y un buen ambiente hizo que la noche empezara de puta madre!! Pronto decidimos cambiar de bar para ver algo de futbol pero desgraciadamente no lo tenían puesto. Le comentamos al amable señor que si lo podía poner y así fue aunque fuese por internet. Bromeando un poco, dos de los colegas tenía una app en el móvil con las mismas funciones que un mando a distancia. Ya os podéis imaginar lo que pasó, todo el rato subiendo el volumen a la televisión, cambiando el canal… sin que el camarero se diese cuenta del porqué. Pronto nos entró el hambre y nos proponíamos ir a comernos unos burritos (ni puta idea de lo que era). Le puse de todo al burrito! Para dejar nuestra huella en el bar Poseidon tira una botella al suelo del restaurante.
Ya estábamos con la barriga llena y decidimos ir a otro local, esta vez fue unos 100 montaditos donde el cabrón nos cobró unas papas que no nos quería poner. Finalmente las puso! Partida de polla también con el juguete del mando a distancia. Y como no hay cuatro sin cinco pues fuimos al último bar de la noche, el que más televisiones tenía! Claro que sí! Y ya os imagináis como fue en ese bar!!
Sin duda una gran noche donde nos partimos y bien la caja de tanto reírnos!!
En casa el porrito del colega y a “sobarla”
Llegó el gran día. Aunque seguíamos sin entradas, llegaba el día del partido! El plan era ir a ver el hotel de concentración del equipo amarillo per que finalmente no cuadró por falta de tiempo y a continuación ir al campo del encuentro. Me comí la pizza que había comprado el primer día para desayunar/almorzar (una pedazo de mierda del Mercadona). Escuchamos algo de música hasta que estábamos preparados y partimos para el estadio donde nos iban a entregar las entradas. Por suerte las entradas nos la consiguió un amigo de clase gracias a que conocía a un abonado que no iba a ir al encuentro. Eran localidades de unos 85€ y que nosotros las pudimos conseguir por 40€ cada una. Habíamos quedado en una de las puertas del estadio para hacer el cambio! Ya teníamos nuestras entradas y entramos en aquella caja de sueños como era el Bernabéu! Impresionante como se veía, era la puta ostia. Más o menos la misma impresión de cuando fuimos a la Formula1! Increíble.
¡Cristiano Maricón! Los canticos una vez dentro.
Perdió el equipo que íbamos a animar pero bueno, lo pasamos como niños en el estadio!! Acaba el encuentro y yo ya me iba para el aeropuerto ya que mi vuelo salía en unas tres horas pero antes quedaba tiempo para ir a la trasera del estadio a ver salir a los jugadores, donde veíamos que pasaba cada mierda de coche y gritábamos que era alguien famoso. En plan: Camión de la basura. MIRA ES CRISTIANO, ES CRISTIANO, eeehehh!!!
Nuevos ministerios y aeropuerto!! Aproveche para comer algo en el Burguer que no había menú ahorro y me desenfunde 9€ en una mierda de menú y al avión rumbo a casa, por desgracia luego tenía que coger un taxi :/
En fin, un corto pero gran viaje, básicamente como todos los que me pego cuando visito Madrid gracias a los grandes colegas que nos reunimos y que hacen una mezcla con el lugar increíble. Pronto seguramente estaré de nuevo ahí para pasar otro espectacular fin de semana!!

0 comentarios: