domingo, 11 de noviembre de 2012

Una oscura noche en Madrid Arena

Miércoles 31 de Octubre del 2012, Madrid Arena, macro fiesta Halloween, 3:56 am, aglomeración de personas en una de las escaleras, cuatro fallecidas. Una fiesta que pintaba muy bien se iba a dar lugar en Madrid con la excusa de Halloween Steve Aoki, nos iba a deleitar a 20.000 personas con su música en un aforo de 10.000 personas. El lanzamiento de una bengala ocasionó el caos en una de las salidas de la pista central que formo una montaña de personas de 30 minutos dejando cuatro fallecidas y una en estado muy grave.

Se había organizado una de las fiestas mas espectaculares en Madrid, cuya aforo era 10.000 personas que por lógica la organización reparte en los distintos puntos de ventas unas 10.000 entradas cuyo coste por entrada era de 15€ (más gasto de emisión) donde la cantidad enfundada por la empresa organizadora sería 156.000€ de beneficios netos sumándole un plus por las entradas en taquillas, al parecer esto les parecía poco y la organización elevo la cantidad de entradas a 5.000 entradas más. Sumándoles las 1.000 que se llevan los colaboradores del evento, las que se lleva el mismo deejay, y el equipo de realización del evento. En fin quedando así unas 19.000 entradas circulando en la calle. Enfundándose la organización 300.000€ (sin contar precios elevados por distribuidor) a esto le descontamos 80.000€ que cobró Steve Aoki, los 20.000 del alquiler del local y un par de miles por las actuaciones de colectivos minoritarios. A esto se le debería de sumar una cantidad significativa al acto (para este caso una cantidad significativa para vigilar a 20.000 personas son 6 guardias en el interior).

Dejando un poco de lado a las increíbles cifras, nos centramos en la organización en donde vemos que se pasan la pelota de una a empresa a otra debido a lo sucedido, donde según ciertas informaciones que me llegaron una de estas empresas no tenía licencia para trabajar la seguridad. Una seguridad nocturna que entienden en nuestro país como cuatro armarios que lo único que saben de seguridad es usar preservativo. Seis armarios que lo único que saben hacer es expulsar a cuatro chiquillos que estén armando jaleo, separar una pelea o no dejar pasar a menores de edad (varones). Una seguridad de 34 operarios en el exterior, como si no los hubiera, aquello era un disparate de entradas, algunas falsificadas... una seguridad que no revisaba ni maletas en busca de botellas o elementos peligrosos (bengalas) y es mas lo único que se supone que hacen bien no dejar pasar a menores, pues entraron una muy buena parte.

Pero llegó la hora, pisa el escenario Steve Aoki, unos de los djs mas bien pagados del mundo, a puesto de que un 70% del aforo de Madrid sabía que tipo de música hacia hasta buscarlo en YouTube 3 días antes del evento. En fin, el speaker pronuncio el nombre de este maravilloso dj que suena tan bien y es convertirse el caos, las escaleras y las puertas para ir de planta a planta se colapsaron sobretodo la que llevaba a la pista principal en donde la maraña de personas que subían a la planta superior para descansar (por que eso es así tu bailas en la pista central, te cansas y subes para descansar un rato en la planta superior). Muchos eran los que veían el momento idóneo para descansar al finalizar el concierto de los teloneros de Steve, y otros a escuchar Steve bajaron embravecida mente por las escaleras rumbo a la pista central, creando así un tapón en las escaleras de tres metros de ancho en donde seguramente bajaron muy deprisa y se cayeron por el susto de una bengala lanzada por un estúpido y al no haber visibilidad alguna por la gente, ellos tropezaban y tropezaban hasta formar una montaña y provocarle la muerte a cuatro jóvenes. Seguía accediendo gente a la escalera, mientras tanto en la pista central sonaba Steve que no se había enterado de lo ocurrido hasta finalizar el evento, y que mando en twitter sus condolencias y cancelo su concierto próximo. La seguridad era una mierda, quitaban gente de arriba (no por esto que lo hicieron bien sino, por el numero de empleados) , pero seguían cayendo... quitaban gente, pero caían mas (como una montaña tu quitas arena en el lateral y baja mas arena). Pero la salvación ocurrió cuando la avalancha de gente abrió una puerta y pudieron acceder en la misma escalera a un pequeño cuartito, mientras tanto muchos son los solidarios que echaron una mano a la seguridad y empujaba a la gente, la reanimaba... Olía a alcohol, a sudor y encima Steve seguía tocando. Un autentico caos se había formado en las escaleras.
La realización del evento no quería alarmar de lo que estaba pasando es por ello que Steve Aoki ni se entero, con el fin de no ocasionar mas avalanchas en otras puertas. Mas de cuatro personas por metro cuadrado, en donde lo permitido es un máximo de dos. 20.000 Personas querían ser de esa una noche del recuerdo, comenzando la fiesta desde la línea 5 del metro, donde los vagones se convirtieron el un túnel del terror, todos disfrazados y con bolsas para preparar un botellón previo, y empezar el botellón así en la Casa de Campo un parque muy cercano al Madrid Arena y así hacer tiempo y entrar luego al Madrid Arena. Pero el viaje de regreso no fue tan aglomerado.

El thriller festival quedará para nuestra memoria como un evento negro en la historia de Madrid...

0 comentarios: